La revelación fotográfica 

Estimados fotógrafos, si estáis buscando tema para vuestro próximo trabajo os diremos que estáis procediendo de modo equivocado. El tema surge después, cuando las fotos ya están hechas. Quizá vosotros no tengáis el don de la revelación fotográfica.

Hubo un tiempo en que la revelación era una cuestión química, de laboratorio. Uno hacía fotos y hasta que no pasaban por los líquidos pertinentes la imagen no se revelaba, no se mostraba. Pero todo eso cambió, ahora la imagen está en la pantalla incluso antes de hacer la foto. Quizá por eso los fotógrafos contemporáneos, tan sensibles, tan abrumados por la inmediata plasmación digital de su capacidad creativa, se ven incapaces de dotar de significado a su obra hasta que no pasa un tiempo. Antes lo latente era la imagen, ahora es el concepto.

Como llevamos un tiempo observando a los artistas os vamos a contar cuál parece ser la forma de proceder. Primero hay que mirar el tipo de fotografías que están haciendo los que parten el bacalao en esto de la foto artística (realmente no les da ni para una lata de atún), hay que empaparse del lenguaje y de los motivos. Una vez que eso está claro se procede a fotografiar de forma similar, buscando imágenes lo más polisémicas posibles, y así comienza el proceso de acumulación. De vez en cuando hay que publicar alguna de ellas en Internet, sin dar muchas explicaciones, para que todo el mundo vea que estás trabajando en algo nuevo y te aclamen (siempre me ha surgido la duda de si los albañiles suben a Internet fotos del muro que acaban de levantar para que todo el mundo les felicite por estar haciendo su trabajo). Luego se dejan reposar las fotos y se descansa, porque uno está agotado de tanto derroche de energía creadora.

“Aquí, en pleno proceso creativo…”

Hasta que llega el día. Quizá apremiados por la convocatoria de un nueva convocatoria de maquetas, un visionado o, más probablemente, porque hace mucho tiempo que no se habla de ellos, llega el momento de la revelación. Se cogen las fotos, se imprimen si hacen falta, hay que tratarlas como si fueran cartas del tarot, barajarlas incluso, porque el azar cuenta mucho en esta vida. Algunas incluso quizá queden del revés, puede ser una señal de cara al diseño del proximo potolibro. Como ingrediente final, se pone de fondo un audiolibro de Rilke y ahí está, todo cobra sentido para el autor. De pronto la edición, la selección de fotografías y el hilo argumental está clarísimo. El artista estará plenamente convencido de que se ha manifestado la musa cuanto más difícil parezca que cualquier otro ser humano vaya a encontrar significado en tamaña incongruencia. Normal, con el trabajo que le ha costado entender su obra no va a llegar otro en un momento y a comprenderla en todo su esplendor e inmensidad.

Vamos a ilustrar este tipo de proyectos con ejemplos concretos. Para ello nos valemos del concurso Nexofoto, una auténtica mina en la que se encuentran tesoros de todo tipo. Pocas veces se encuentra en una sola Web tanto material susceptible de convertirse en artículo, no sabe uno por dónde tirar.

Imagina que te pasa como a Juan Ignacio Rouyet, que vas al Vaticano y te queda movida la típica foto de la escalera. No pasa nada, tú la guardas junto a otras y al final dices que el proyecto es “Un mundo difuminado por las máquinas“. Pones en el statement cosas como que “El ayer queda engullido por la trepidación de un ojo que no para. Nuestra identidad queda borrosa, quizá no somos nadie.” y ya está listo el tema.

Foto de Juan Ignacio Rouyet

Pero no hace falta irse hasta el Vaticano para buscar imágenes que luego se revelen como algo de ente superior, puedes quedarte en Almería y hacer fotos al mar de plástico de los invernaderos. Que se lo digan a José Antonio Muñoz Almécija, quien en un alarde de polisemia ha hecho un juego de palabras para hablar de su obra, titulada “Primavera eterna“, cuando dice que “Cuando se viaja o pasea por estas ‘tierras’ lo que se percibe son interiores desde el exterior y exteriores con una plasticidad difícil de encontrar en otros lugares“. La plasticidad del plástico, un concepto que no se puede dejar escapar. Es un firme candidato para llevarse el premio de Nexofoto, porque además lo de los invernaderos está poco visto.

Foto de José Antonio Muñoz Almécija

Esto de la revelación fotográfica podría sonar a posverdad, no lo niego. Lo mismo debió pensar José Marcos López Álvarez, quien le sacó partido a unas fotos de manos para hablar de la “Posverdad orgásmica” e inventarse una historia sobre un experimento médico al que ha tenido acceso porque la “Sra. Amor” (sic) le ha pasado los negativos. Que nos pase también el teléfono de su dealer, porque esa mierda es buena, hermano.

Foto de José Marcos López Álvarez

Hablando de irse, el siguiente ejemplo es de Fernando Espiñeira y se titula “Cuando ella se va“. Si lo tuyo es la fotografía callejera, si vas haciendo fotos de gente sin saber por qué, si no te salen muy allá y por eso las pasas a blanco y negro y les metes aHDR, incluso tú tienes tu oportunidad. Espera a que te deje tu pareja, y cuenta con esas fotos lo que sientes cuando te abandonan. En su trabajo reza que “Ella te da la espalda. Sabes lo que significa. Comienza a caminar. Te está dejando. Tú apenas la ves ya. Ella se va…” y en las fotos se ve claramente.

Foto de Fernando Espiñeira

Y así podríamos estar hasta la eternidad, ilustrando con ejemplos lo que es sin duda la práctica de moda en la foto contemporánea. Si no recurres a la revelación fotográfica no tienes nada que hacer. No vayas a hacer como Javier Blanco Fernández, tirar 25€ a la basura con su trabajo “Embrujo” en el que salió a hacer fotos de Salamanca con el propósito, ya claro desde el principio, de “poner mi granito de arena y promocionar a través de estas imagines una ciudad que aún con tiempo desapacible no pierde su EMBRUJO“.

Foto de Javier Blanco Fernández

Queremos acabar este artículo aconsejando a Nexofoto que suba la cuota de participación del concurso para próximos años, porque 25€ es poco. Menos mal que ampliaron el plazo de presentación para ganar más pasta, queremos decir para tener más trabajos de calidad entre los que elegir, y al final se han presentado unos 400, lo cual apenas da para 10.000€. Entre pagar el premio de 2.000€ para el ganador, la producción de las exposiciones, pagar al jurado y demás gastos se van a quedar sin perricas para comprar el puñetero micrófono en condiciones con el cual se habría podido oír bien lo que dice la gente que sale en sus vídeos promocionales. Quizá el eco abrumador sea un recurso artístico, yo es que me pierdo con el nuevo lenguaje audiovisual. O quizá hay un mensaje oculto en la reverberación artística. Será eso.

Anuncios

  1. No tengo el placer de conocer vuestro trabajo fotográfico pero, lo que sin duda hacéis, (¡ambos!) es escribir con un talento y agudeza muy difíciles de encontrar en cualquier blog y, más aún, cuando es tan sectorial. Seguimos vuestros post con ansiedad y jamás nos defraudáis. Sólo falta que lo hagáis con más frecuencia ;-). Un abrazo

  2. kike olypusico

    Hola!. . . me estais fastidiando mucho con vuestros comentarios!!, yo que hasta la fecha tenia un grupo de seguidores fieles de mis fotos y de mi sistema fotografico quasi unico. . . no hay derecho!
    Como diablos voy a poder seguir publicando mis maravillosas fotos filosoficas, desenfocadas, movidas o trepidadas si lo estais contando todo, eh?. . . con lo que me cuesta a mi cada vez que hago una foto normal destrozarla con el “potoxop” para que mis amigos de la consabida agrupacion fotografica me admiren. . . !!
    Por fa. . parad ya
    Gracias

  3. jejeje otro gran post para partirse pero es fácil y está feo señalar públicamente a la gente que lo intenta, que somos casi todos por otra parte. Se que mi comentario conmoverá vuestros corazoncitos y no lo volveréis a hacer. Seguid así.

  4. Yo creo que en estos tiempos en los que la fotografía está al alcance de todo el mundo es muy difícil destacar aunque hagas verdaderas obras de arte… así que otra manera puede ser hacer cosas como las que señaláis, en el intento de hacer algo diferente al resto. Puede parecer mejor o peor, pero legítimo. Aunque de vez en cuando se ven fallos de concursos que pueden contribuir a que cada vez se presenten más obras… “originales”, lo digo por la búsqueda mejor o peor entendida de la originalidad, no por su procedencia.

  5. NEXOFOTO

    Queridos Cienojetes, estamos encantados de nutriros un año más con contenidos para vuestro blog!!
    Por desgracia, este año, debido a que subimos los premios a 4 exposiciones producidas en Madrid, Barcelona, Buenos Aires y México DF, más el pago al jurado de prestigio, y el premio en metálico de 2.000 euros… sumado a los gastos derivados de la gestión del concurso, plataforma web, difusión… me temo que tampoco nos va a llegar para el micrófono. Quizás podíamos iniciar conjuntamente una campaña de crowfunding… o aceptar un trato de favor incluyendoos en la selección final a cambio de una aportación… ? apuesto a que hay más de un Murciano participando 😉
    Cariños, el equipo de Nexofoto.

  6. Casi todos lo intentamos, por eso nos viene bien, de vez en cuando, un golpe de realidad. Un abrazo cienojeteros!!

  7. Jose luis abalo.

    ¿En que momento se jodio la fotografía?

    • youknow

      La fotografía no se jodió, está muy bien donde quiera que esté. Pasa que desde el modernismo, con esa ‘nueva objetividad embustera’ más la democratización, ‘la masa’ fotográfica no se ha molestado en entender ni aceptar otros movimientos asociados a la fotografía, ya sea por cultura o por tendencia. Es más, dudo que sepan que se encuentran en un bucle modernista. La pena es que no haya sido como el modernismo en la pintura.

      Cuando habláis de contemporáneos: ¿a qué contemporáneos os referís? ¿Desde cuándo y hasta cuándo habrá los llamados contemporáneos? ¿Siempre? Momento de otros lenguajes, como el de fontu, que no describe movimientos ni cambios visuales en la fotografía, más bien filosóficos.

  8. juas

    Yo intenté mandar una instalación que consistía en una serie de fotos antiguas arrugadas (me llevé de casa de mamá sus álbumes familiares), algunas de ellas un poco chamuscadas, mezcladas con el contenido de varias bolsas de aspirador (guardadas celosamente durante meses para la ocasión) y mogollón de imágenes plastificadas sacadas de interné, pero impresas en papel higiénico. Todo ello sostenido por un discurso sólido y profundo, que empezaba asín: “Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed nec purus quam…etc”.
    Total, que al final, el servidor se llenó de pelos y la cosa no cuajó y me tuve que conformar con mandar al concurso unas simples, aburridas, sosas, artísticas, comprometidas, sinceras y típicas fotografías acompañadas de un texto desoladoramente comprensible.
    He tirado 25 pavos.
    …y ya van tres veces.

  9. juas

    …por cierto, quiero felicitar al último autor incorporado al plantel de participantes en NEXOFOTO, hoy mismo (10/03/2017).

    …por los pelos, eh?

  10. Nee

    Desde lo mas profundo de mi ser y tras leer ESTE( si, solo este y ya me llegó) artículo detenidamente solo tengo que decir que me parece soberanamente desagradable, desde la facilidad con la que se desprecia el trabajo de otra persona mencionando nombre y apellidos, hasta la ignorancia con la que os sentís en el derecho de decir como fue llevado a cabo, porque claro, seguramente sois conocedores del trabajo de estos fotógrafos y por supuestísimo estabais allí mientras se tomaba la fotografía para saberlo.
    Me gustaría también informaros (porque no creo que esté muy claro) de que la visión fotográfica es algo muy subjetivo, al contrario que la educación, de la cual claramente hay una carencia aquí.
    Sin mas dilación… os deseo una vida con mas abrazos (¡y orgasmos!) que creo que os ayudará a ser mas felices sin necesidad de destripar a nadie.

    PD: Como tras leer esto deduzco que evidentemente sois una eminencia en el campo de la fotografía os animo a subir un post “deleitandonos” con varias de vuestras maravillosas obras, donde los lectores juzguemos y aportemos nuestras criticas CONSTRUCTIVAS (se dice de las cuales se dan con actitud de respeto) sobre ellas. ¿Es justo, no?

  11. youknow

    Crítica constructiva Marca España: Molan los vectores que aparecen conectando los puntos suspendidos en la página web. Cada vez que mueves el ratón por la “plantilla”, aparecen.

  12. juas

    Más crítica constructiva:
    A mí me mola que en la web del concurso las foticos se vean pequeñucas y con los lados borrosos. Asín parecen todas igual de buenas.

  13. Sofío

    Hola, este año se me ha pasado lo del nexofoto, pero el año que viene no pienso fallar.
    Estoy trabajando en un proyecto rompedor: veréis, soy mejicano, o sea que molo, y estoy haciendo fotos de todas las churris que me he agenciado en Madrid en los últimos meses que llevo por aquí (y las que me pienso agenciar hasta la próxima convocatoria de nexofoto!!). Fotos muy casual y con mucho flash, pero no gorrinas. En plan auténtico, me seguís?
    Y ya si eso, igual me monto un potobook de esos. Seguro que ya habrá alguien que me lo publique.

    Incluso que me lo premie.

  14. SeraEnOctubre

    Sí Señor: con nombres y apellidos, señalando directamente con el dedo acusador a todos aquellos infatuados que cometen el crimen de querer hacerse un huequecito en este mundo en el que unos son vapuleados por enmarcar lo que hacen en un relato personal, y otros ganan prestigio y autoestima no haciendo nada y vapuleando a los demás.

    Sin complejos. Me encanta la versión más macarra, insultante y faltona de Cienojetes. Seguid así!

  15. Vicente R. Bosch

    Muy fan de vuestras entradas.
    “Primero hay que mirar el tipo de fotografías que están haciendo los que parten el bacalao en esto de la foto artística (realmente no les da ni para una lata de atún), hay que empaparse del lenguaje y de los motivos.”
    Casi me parto la caja.
    Y es que ahora lo del artista haciendo fotografías de mierda está muy de moda. Lo peor de todo es que hay legión de seguidores a esos “artistas” que los “encumbran” aún más.
    Será que el resto no tenemos ni puta idea…

    Saludos!

  16. Siempre me pareció que mucho de la fotografía actual era como el poeta Carlos Argentino en el Aleph de Borges, ‘cuya virtud no estaba en la poesía, sino en inventar razones para que su poesía fuera admirable’.
    Abrazo y felicidades por continuar con nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: