¡Bam bam! Pensar y disparar

Alberto Schommer, el reciente Premio Nacional de Fotografía, piensa que la fotografía “no consiste en un simple click y ver qué sale; para hacer una fotografía hay que pensar muchísimo antes de pulsar el disparador. Y se necesita, al igual que con otras disciplinas como la pintura o la escultura, una fuerza vital impresionante, mucho talento y una emoción interior al ir a disparar”.

Esto lo sabe de sobra Vari Caramés, que es el recentísimo ganador del Premio Internacional de Fotografía Pilar Citoler. El galleguiño, que es más listo que el hambre, sabedor como nosotros que el desenfoque en esto de la fotografía contemporánea funciona de miedo, con una sola imagen se ha metido de un plumazo al bolsillo los 15.000 pavos del concursete. Qué máquina, el Vari. Pim, pam, ¡bam!

Bam-Bam_Vari-Carames

“Bam Bam” (Vari Caramés)

Cuidado con malintepretar. No estamos diciendo que ‘Bam Bam’ sea producto de un accidente o una casualidad. Indudablemente, el premio ha valorado el poderoso discurso que lleva detrás la imagen así como “una trayectoria compacta”, como asegura el mismo Vari. A nosotros no nos parece que la imagen esté descontextualizada o aislada porque, aunque en alguna web se explica que la foto premiada es “una imagen difuminada de un campo de fútbol con portería y una figura humana de espaldas”, creemos que es el mismo columpio que sale en otra foto de su serie del año 2008  “Recreo”, que se puede ver en su web y que reproducimos aquí. Tendría su mérito ganar ese prestigioso premio con un descarte, si es que fuera el caso.

`Recreo´(Vari Caramés)

Columpio de la serie “Recreo” (Vari Caramés)

Vari dice que su arte fotográfico “es una ventana imaginaria, una manera de ver el mundo a través de, de dentro hacia fuera y de fuera hacia adentro”. En este caso, yo no sé si la foto es de fuera pa dentro, viceversa o cómo va. Lo que está claro es que es un fotón porque hasta el mismísimo Vicerrector de Estudiantes y Cultura de la Univ. de Córdoba, el Excelentísimo Sr. Torres, se ha dado cuenta. Y ha dicho que la imagen tiene “poesía” y evoca “el impresionismo”.

¡Vari! Con este premio que tú mismo reconoces que has buscado con anhelo durante varios años, ¡le has tapado la boca a todos esos fotógrafos perfeccionistas que han puesto el grito en el cielo al ver la foto desenfocada! ¿Pero habrá algo más intrínsicamente fotográfico que una foto movida o desenfocada?

No nos queremos centrar sólo en Vari. Hay algunas imágenes finalistas que merecen nuestra atención por la originalidad en sus temáticas y planteamientos.  Estalactitas y estalagmitas fosforescentes nos trasladan al mundo de colores irreales del desaparecido y grande Jorge Rueda (ah, pero éste es que pasaba de premios); densas neblinas oníricas nos llevan en volandas a lugares desconocidos…;  anónimos edificios abandonados nos trasportan a lo más oscuro de nosotros mismos…

Nos detenemos en dos de las fotos finalistas por poseer una de ellas una indudable calidad y por representar la otra lo que nunca debe de escapársele a un jurado de prestigio:

La primera es la de las piedras esturreadas. Esta, a primera vista, sencilla imagen se nos figura una premonición de la lluvia de incomprensión que le iba a llover al jurado cuando publicaran su fallo y al mismo tiempo es una metáfora magnífica que nos indica que el arte talentoso no se achanta, sino que se abre paso a pesar de los obstáculos que surgen en el camino.

La segunda es la foto de la joven india. No nos queda otra que darle un tirón de orejas al jurado al permitir una foto claramente deteriorada por varios sitios y cuyo rasgón más amplio le ha dejado a la pobre niña la boca como a Monchito. Intolerable. Hay que estar más atentos y mirar las fotos con esmero.

22

“Base #01” (José Guerrero) y “Lona en calle” (Luis Díez).

Nos hemos quedado sin espacio para hablar de otro prestigioso certamen que se falló hace poco: el #Quesabesde2013. Sólo decir que siempre apoyaremos los concursos que, en vez de desorbitados premios en metálico, proporcionan a los ganadores más cámaras para seguir superándose en su buen hacer.

Anuncios

  1. Leo en “eldiadecordoba”, que Carames le confeso a la patrocinadora del premio, que era la tercera vez que se presentaba, que es muy cabezon y que estaba empeñado en ganarlo. Me llama muchisimo la atención, porque fue exactamente lo mismo que dijo cuando hace ya algunos años le dieron el premio Luis Ksado de la Diputación de A Coruña; !Es la tercera vez que me presento!. En aquella ocación, el tono de su voz daba a entender algo asi como, !coño, ya era hora!. Esta vez, no se en que contexto se produjo la conversación, pero decir dos veces exactamente lo mismo se presta a todo tipo de interpretaciones. ¿Un corredor de fondo?, ¿A la tercera siempre va la vencida?, ¿Ó un tipo que cree que a el, los premios hay que darselos a la primera?.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: